Tuesday, November 15, 2011

25 de Noviembre: Día Internacional contra la violencia hacia la mujer

Imagen de la plataforma saynotoviolence.org
Entre el 15 y el 76 por ciento de las mujeres son víctimas de violencia física o sexual por parte de un hombre a lo largo de sus vidas. Este tipo de violencia ocurre en todas partes: en el hogar y en el trabajo, en la calle y en la escuela, en aquellos países donde impera la paz o en aquellos en situación de conflicto.

En el Ecuador, ocho de cada diez mujeres sufren o han sufrido en su vida violencia sexual, física, psicológica o económica, y la provincia del Azuay tiene los mayores índices. 
En América Latina, la convención interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres (Belem do Pará) se aprueba en 1994 y plantea la violencia contra las mujeres como “manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres” lo que nos remite al terreno de los derechos humanos. En Ecuador en el 2007 la violencia contra la mujer se declara como problema prioritario y Política de Estado.

Las ONG que trabajan en proyectos de desarrollo ponen en marcha programas de formación para tratar la violencia intra-familiar. En el post anterior hablé de la técnica para la reconducción de los comportamientos sociales a través de la identificación individual de "lo que no va bien, lo que nos hace daño" trabajando en un primer momento en el reconocimiento de los sentimientos negativos para luego acompañarlos de racionamiento. 

En el caso del taller emprendido ( Encuentro Investigación- Acción) por Las Marías y Una Opción Más en Ecuador, la técnica consiste en comprender primero lo que son los derechos humanos, la igualdad, etc. Esta comprensión pasaría por una primera aproximación de lo que se cree que son estos conceptos, y luego tras una discusión que llevaría a la redefinición de los mismos. Una serie de ejemplos prácticos permitirían la guía de aplicación de estos derechos en la vida cotidiana.

En cualquier caso  la sensibilización en derechos humanos debe considerar tanto dirigirse a hombres como a mujeres para conseguir verdaderos resultados.

El 25 de noviembre es el día Internacional de la violencia contra la mujer, lo que supone una ocasión ideal para decir NO a la violencia contra las mujeres.